Fotofaciales

Los tratamientos fotofaciales reducen las manchas y otros signos del envejecimiento prematuro, para conseguir un cutis más joven y luminoso.

BUSCAR PROVEEDORES

Fotofaciales

¿Ha empezado a notar manchitas marrones en su piel? Estas manchas causadas por el sol son daños en la piel que constituyen uno de los signos más habituales del envejecimiento prematuro. Afortunadamente, existe una solución sencilla para mejorar el tono de la piel y devolverle un aspecto más joven.

Los tratamientos fotofaciales de Venus Concept se dirigen al pigmento bajo la superficie de la piel para reducir eficazmente el efecto de la pigmentación anómala. El tratamiento también funciona con lesiones vasculares (vasos sanguíneos distendidos, a menudo causados por la exposición a los rayos UV), como arañas vasculares y nevus flammeus. Solo hacen falta un par de sesiones rápidas.

Dispositivos para tratamientos fotofaciales

Los tratamientos fotofaciales de Venus Concept funcionan con tecnología de luz pulsada intensa (IPL) para difuminar los signos más comunes del envejecimiento prematuro, incluidas manchas solares, pigmentación anómala, venas visibles y líneas finas y arrugas.

CARACTERÍSTICAS:

  • Sistema de refrigeración en tiempo real para que el tratamiento resulte más cómodo
  • Sin periodo de recuperación
  • Las sesiones son rápidas, solo duran 15-20 minutos

versa logo

Preguntas frecuentes

Todo lo que necesita saber sobre su tratamiento fotofacial.

ANTES DE LA SESIÓN

Los candidatos ideales son personas con discromía con signos de pigmentación anómala o venas visibles en la piel. Los tratamientos fotofaciales también pueden mejorar el aspecto de las líneas finas.

Estos tratamientos fotofaciales suelen funcionar mejor con tonos de piel claros o intermedios.

Por supuesto. La duración exacta puede variar dependiendo de cada paciente, pero una sola sesión normalmente dura 15-20 minutos.

La mayoría de los pacientes necesitan 4-5 sesiones por zona. El número exacto dependerá de cada persona y de la zona tratada.

Asegúrese de que la piel está limpia. No se aplique lociones, cremas ni maquillaje antes de la sesión, y 2-3 días antes deje de utilizar productos que podrían irritar la piel. También debe evitar tomar el sol y los autobronceadores. Es posible que le recomienden afeitar la zona antes del tratamiento. Quítese todas las joyas que tenga cerca de la zona que se va a tratar.

DURANTE LA SESIÓN

Una sesión normalmente dura 15-20 minutos, dependiendo de la zona tratada.

La sensación que provoca el tratamiento de IPL es como un ligero pellizco sobre la piel.

El aplicador tiene una función de refrigeración integrada que hace que el tratamiento sea lo más cómodo posible, aunque podría notar una ligera molestia si el tratamiento se hace en una zona más sensible, como el labio superior. Si le resulta demasiado incómodo, dígaselo al operador para que le ajuste el tratamiento.

DESPUÉS DE LA SESIÓN

Puede que note la piel caliente, como una quemadura solar, y también puede que siga enrojecida durante un tiempo que puede oscilar entre unas pocas horas y un día. Asegúrese de seguir las instrucciones para antes y después de la sesión.

Realmente depende de cómo reaccione su piel y de cómo la cuide después de la sesión. Por ejemplo, si se protege del sol, los resultados durarán más tiempo. Se recomienda una sesión de retoque cada 3-6 meses, dependiendo de cómo responda su piel al tratamiento.

No hay periodo de recuperación. Puede volver a su rutina diaria inmediatamente después de la sesión.

Durante al menos 2 semanas antes y después de la sesión evite tomar el sol y use protector solar. También debería evitar los baños calientes, masajes o cualquier tratamiento que requiera contacto directo con la piel durante los 2 días siguientes a la sesión.

Sí, puede maquillarse inmediatamente después de la sesión, pero asegúrese de ponerse protección solar antes del maquillaje.

Personas reales. Resultados reales.

Resultados extraordinarios que hablan por sí mismos.

Encuentre un proveedor certificado en su zona

Busque más abajo para encontrar un proveedor de tratamientos certificado en su zona.