Tratamiento del acné

Por fin puede disfrutar de la piel suave y sin acné con la que siempre ha soñado

BUSCAR PROVEEDORES

Tratamiento del acné

Si todavía está luchando contra el acné, no está sólo. El acné es uno de los problemas de la piel más comunes en el mundo que, solo en Estados Unidos, afecta cada año a 50 millones de personas. Las investigaciones demuestran que la mitad de los adultos de entre 20 y 40 años tienen acné leve y piel grasa. Pero el hecho de que sea tan común no lo hace más soportable. La buena noticia es que ya no tiene por qué ser así.

Con el tratamiento adecuado, se pueden atacar tanto la causa como los síntomas visibles de los problemas de la piel relacionados con el acné. El tratamiento para el acné con luz dual de Venus Concept cura la inflamación relacionada con el acné y, al mismo tiempo, destruye las bacterias que lo causan para evitar futuros brotes. El resultado es una piel con un aspecto visiblemente más suave y saludable que estará deseando lucir.

Dispositivos para el tratamiento del acné

Los tratamientos para el acné de Venus Concept utilizan tecnología de luz pulsada intensa (IPL) para reducir de forma segura y efectiva el acné y la inflamación.

CARACTERÍSTICAS:

  • Sistema de refrigeración en tiempo real para que el tratamiento resulte más cómodo
  • Sin periodo de recuperación
  • Las sesiones son rápidas, solo duran 15-20 minutos

versa logo

Preguntas frecuentes

Todo lo que necesita saber sobre su tratamiento para el acné.

ANTES DE LA SESIÓN

Los candidatos ideales son personas que tienen acné o inflamación relacionada con el acné en el rostro o en el cuerpo.

Por razones de seguridad, es posible que no se le pueda aplicar este tratamiento si:

  • Tiene implantes metálicos o de otro tipo en la zona de tratamiento.
  • Tiene o ha tenido cáncer.
  • Está embarazada o en periodo de lactancia
  • Tiene alguna enfermedad que se pueda activar con la luz (por ejemplo, epilepsia).
  • Si tiene antecedentes de alguna enfermedad que se pueda activar con el calor (por ejemplo, herpes).
  • Tiene problemas endocrinos poco controlados (por ejemplo, diabetes o síndrome de ovario poliquístico).
  • Tiene algún problema activo en la zona de tratamiento (por ejemplo, eczema, psoriasis, sarpullido).
  • Tiene antecedentes de trastornos cutáneos, queloides, cicatrización inusual o piel excesivamente seca o sensible.
  • Se ha sometido a algún procedimiento quirúrgico en los últimos 3 meses.
  • Tiene un tatuaje o maquillaje permanente en la zona de tratamiento.
  • Está excesivamente bronceado/a.

Estos tratamientos para el acné suelen funcionar mejor con tonos de piel claros o intermedios. El tratamiento puede funcionar en pieles más oscuras, pero existe un mayor riesgo de despigmentación, ya que la piel oscura está mayormente pigmentada. Lo mejor es consultar con su proveedor de tratamientos estéticos para ver si el tratamiento es adecuado para usted.

Por supuesto. La duración exacta puede variar dependiendo de cada paciente, pero una sola sesión normalmente dura 15-20 minutos.

La mayoría de los pacientes reciben un total de 8-10 sesiones.

Normalmente se hacen dos sesiones a la semana durante un mes. Asegúrese de programar las sesiones dejando 3-4 días entre una y otra.

Asegúrese de que la piel está limpia. No se aplique lociones, cremas ni maquillaje antes de la sesión y 2-3 días antes, deje de utilizar productos que podrían irritar la piel. También debe evitar tomar el sol y broncearse. Es posible que le recomienden afeitar la zona antes del tratamiento. Quítese todas las joyas que tenga cerca de la zona que se va a tratar.

DURANTE LA SESIÓN

Una sesión normalmente dura 15-20 minutos, dependiendo de la zona tratada.

La sensación que provoca el tratamiento de IPL es como un ligero pellizco sobre la piel.

El aplicador tiene una función de refrigeración integrada que hace que el tratamiento sea lo más cómodo posible, aunque podría notar una ligera molestia si el tratamiento se hace en una zona más sensible, como el labio superior. Si le resulta demasiado incómodo, dígaselo al operador para que le ajuste el tratamiento.

DESPUÉS DE LA SESIÓN

Puede que note la piel caliente, como una quemadura solar, y también puede que note enrojecimiento; aparte de eso, no debería notar nada si sigue las instrucciones para antes y después de la sesión.

Depende de la gravedad de su acné y de qué tan bien se cuide la piel después del tratamiento. Recomendamos una sesión de retoque dos veces al mes, y luego una vez al mes. Cuando el acné empiece a desaparecer, puede separar más las sesiones de mantenimiento, dependiendo de cómo responda su piel al tratamiento.

No hay periodo de recuperación. Puede volver a su rutina diaria inmediatamente después de la sesión.

Evite tomar el sol durante al menos 2 semanas antes y después de la sesión de tratamiento y use protector solar (FPS 30, como mínimo). También debería evitar los baños calientes, masajes o cualquier tratamiento que requiera contacto directo con la piel durante los 2 días siguientes a la sesión. Si nota ampollas o costras, aplíquese la crema antibiótica que se le recete; consulte siempre antes a su proveedor del tratamiento estético. Puede volver inmediatamente a su rutina de limpieza, lavándose con suavidad y utilizando productos suaves y no irritantes.

Sí, puede maquillarse inmediatamente después de la sesión, pero asegúrese de ponerse protección solar antes del maquillaje.

Personas reales. Resultados reales.

Resultados extraordinarios que hablan por sí mismos.

Encuentre un proveedor certificado en su zona

Busque más abajo para encontrar un proveedor de tratamientos certificado en su zona.